Eterno Oscar Niemeyer

Óscar Niemeyer

Su nombre completo es Oscar Ribeiro de Almeida Niemeyer Soares Filho y vivió de 1907 a 2012, cuando falleció a los 104 años.

Ha sido un gran seguidor de Le Corbusier y está considerado como una de las grandes figuras de la arquitectura moderna del siglo XX. Pionero en la investigación y el uso de hormigón armado.

Uno de sus proyectos arquitectónicos más ambiciosos es la ciudad de Brasilia, construida en 1960 como nueva capital de Brasil.

Congreso Nacional de Brasilia

Oscar Niemeyer se graduó como arquitecto en 1934 en la Escuela de Bellas Artes de Brasil.

En su juventud, el arquitecto fue un comunista convencido, tanto que Fidel Castro llego a decir de él:

Niemeyer y yo somos los últimos comunistas de este planeta

En 1952 participó con Le Corbusier en la construcción del edificio principal de las Naciones Unidas en Nueva York. Y en 1954 desarrolló uno de los pocos proyectos privados que llevó a cabo y que le daría prestigio internacional: la Casa Niemeyer, en la localidad de Pedro del Río, Río de Janeiro.

Casa Niemeyer

En 1960 se inaugura Brasilia, la cual fue diseñada y construida en el período de un mandato presidencial, es decir, en 4 años.

Más tarde, durante la dictadura militar de Brasil, los proyectos de Oscar Niemeyer comienzan a ser rechazados y pierde su clientela. Debido a esto se vio obligado al exilio en 1966 y decidió vivir en Paris. Abrió una oficina en los Campos Eliseos y aquí continuaría con su labor.

Hasta el fin de la dictadura, ya en los años 80, Niemeyer no puede volver a Brasil. De vuelta en su país natal, el arquitecto sigue creando obras maravillosas que se construirían alrededor de todo el mundo.

En el año 1989 se le concede el Premio Príncipe de Asturias de las Artes. Y gracias a esto, en 2007, coincidiendo con el 25 aniversario de estos premios, el arquitecto dona a España el diseño de su mayor proyecto construido en Europa, el Centro Niemeyer. Fue construido en la ciudad de Avilés y Niemeyer lo describió como:

Una gran plaza abierta a todos los hombres y mujeres del mundo, un gran palco de teatro sobre la ría y la ciudad vieja. Un lugar para la educación, la cultura y la paz

Centro Cultural Niemeyer

La obra del arquitecto brasileño es reconocible por sus líneas curvas y figuras imposibles hechas en hormigón armado. Gracias a su longevidad y a que hasta los últimos días de su vida estuvo trabajando se puede disfrutar de su arquitectura en muchos lugares del mundo.

Agradezco mucho tu comentario!

A %d blogueros les gusta esto: