Tejados verdes, innovación ecológica

tejado vede

Los tejados verdes están de moda, cada vez están más en auge las empresas que se dedican a su instalación en medio mundo y esto se debe a que tienen numerosos beneficios.

Cada vez nuestro planeta está más lleno de grandes urbes, muchas de ellas en su proyecto urbanístico descuidan bastante la necesidad de zonas verdes. Las partes que se hacen llamar el pulmón de la ciudad, y tienen este nombre debido a que es lo que limpia y sanea el aire para que podamos respirar mejor.

Además el cambio climático al que estamos asistiendo, hace todavía más imprescindibles las zonas verdes. Y por estas razones cada vez más ciudades están cubriendo sus azoteas de verde, incluso creando jardines en ellas, reducir así las emisiones de CO2 y el gasto energético. Paises como Alemania, Gran Bretaña o Estados Unidos ya cuentan con subvenciones para la construcción de estos tejados verdes.

tejados verdes

Los tejados verdes tienen multitud de ventajas como, por ejemplo, que son aislantes, tienen un bajo costo de instalación y tienen mayor durabilidad que los techos convencionales puesto que son más resistentes a los rayos solares y a la lluvia. Disminuyen el calor en verano y evitan las perdidas de calor de dentro del edificio en invierno hasta un 50%.

Además insonorizan las viviendas reduciendo el ruido exterior. Y por último está su atractivo estético, crean zonas de recreo, sanas y que minimizan las islas de calor que se crean en las urbes.

También son una oportunidad para quien desee crear una huerta urbana, cerca y sin necesidad de desplazarse para plantar tus propios vegetales.

La idea de los tejados verdes parece muy moderna, pero en realidad, ya lo hacían pueblos como los vikingos y otras civilizaciones antiguas. Algunos expertos apuntan a los jardines colgantes de Babilonia como antecedentes de estas azoteas ajardinadas.

tejados verdes

Esta es la tendencia, pero cierto es que este tipo de instalaciones ya existen en muchas ciudades. En Suiza está uno de los más antiguos de Europa, data de 1919 y está situado en la planta de purificación de agua del lago Moos, WallishofenZúrich. En Francia hay un techo verde de 8.000 m2

En California, Toronto, Chicago, New York también están teniendo en cuenta esta nueva posibilidad de sostenibilidad. Aunque es más fácil de llevar a cabo en nuevas construcciónes, puesto que las antiguas puede que no soportasen el peso de la vegetación.

Agradezco mucho tu comentario!

A %d blogueros les gusta esto: