Explosión de color en los anuncios de Sony

Yo creo que la publicidad tiene que emocionar para vender. No basta con tener el mejor producto y enumerar sus características y posibilidades. Hoy en día existe una amplia gama de cualquier cosa que necesites para elegir en el momento de la decisión de compra, y por esta razón el posicionamiento de la marca es importantísimo. Para conseguir escalar puestos en la mente del comprador el mejor método es el valor añadido que la marca ofrezca y la empatía creada.

Por esta razón Sony se dedica a teñir el mundo de color en sus anuncios.

En 2005 el anuncio de la tele Sony Bravia se llamó “Bolas” o “Bouncy Balls” y para en él se lanzaron 250.000 bolas de colores por las calles de San Francisco para mostrar la calidad del color en sus nuevas teles. El anuncio fue dirigido por dirigido por el danés Nicolai Fuglsig. El presupuesto superó los 25 millones de euros y fue premiado en el Festival de Cannes con el León de Oro.

En 2006, siguiendo con la estela del anterior anuncio, realizaron otro utilizando 70.000 litros de pintura y decenas de explosiones. El anuncio fue realizado por la agencia Fallon.

Se trata de un edificio abandonado en Glasgow que durante 10 días se convirtió en el escenario de este original anuncio. Para realizarlo fueron necesarios 250 trabajadores y otras 60 personas estuvieron los siguientes días retirando la pintura de la zona.

Ya en 2013, y para presentarnos su nuevo smartphone Xperia Z, la compañía creó otro anuncio con el color como protagonista y que nos transporta al Festival de Holi en la India y con música de David Bowie. El anuncio es perfecto para resaltar las nuevas características del nuevo teléfono que es resistente al polvo y el agua.

Además este anuncio también está lleno de nostalgia, contiene un resumen por la historia de la compañía Sony. En él aparecen, por ejemplo, el primer televisor y el primer walkman de la compañía.

Y el último anuncio del que hablaré, es del mismo año que el anterior, 2013. Esta vez el producto que promocionan son los televisores 4k, los cuales son capaces de reproducir hasta 8 millones de píxeles.

Esta vez el escenario elegido fue el volcán Irazú en Costa Rica, donde la compañía realiza una explosión de 8 millones de pétalos de flores, tantos como los píxeles que reproduce su televisor. La imagen de la explosión de color a cámara lenta y la elección de la música, en este caso Berlín de RY X, vuelve a conseguir que no cambiemos de canal en la publicidad.

Agradezco mucho tu comentario!

A %d blogueros les gusta esto: