Welcome to London!

Este es el post de la desmitificación. Sí, Londres es genial, cosmopolita,  punk, que si los mercadillos, que tampoco llueve tanto y aquí nadie es extranjero.

Bien, pues contemos la verdad. Londres es maravilloso y lleno de oportunidades, por eso la gente aguanta casi de todo por intentar quedarse.

london-skyline-night

Yo llegué aquí con mi maravillosa beca y con todo arreglado, no tuve que mover ni un dedo ni para buscar alojamiento, ni clases. Llegas con toda tu ilusión y ves que con las casas o pisos pasa igual que en los hoteles, o son de 5 estrellas (es decir carísimo) o estás jodido/a. Moqueta por todas partes, habitaciones viejas, no existe salón porque lo reconvierten en otra habitación, casas en las que viven 10 (con suerte) o más personas, habitaciones compartidas… y esto todo por el módico precio de ¡150€ a la semana!

Siempre se puede pagar menos y vivir en zona 25 y tardar todos los días 50 min. en ir a estudiar o trabajar al centro, claro eso es decisión de cada uno. Yo desde la zona 2 tardo sobre 30 min. en llegar al corazón de la ciudad, tengo suerte.

habitaciones londres

Cuando llegué a Londres y me quejaba de estas cosas (yo es que soy un poco moderna de pueblo) la respuesta a mis lamentos siempre era un “welcome to London!”, que te creías que iba a ser como venir de vacaciones…

Lo cierto es que esta ciudad es maravillosa, pero también muy dura, la mayor parte de agencias de alquiler de habitaciones se aprovecharán de ti. Y si pretendes buscar por tu cuenta en páginas como gumtree o spareroom casi todos los anuncios son agencias camufladas. Estas alquilan una casa o piso y convierten hasta el cuarto de las escobas en habitaciones que cobran carísimas.

La mejor opción sería alquilar una casa y buscar tu mismo compañeros para vivir, no creo que sea difícil, aquí llega gente todos los días. Pero esto implica hacer un contrato de sabe dios cuánto tiempo, adelantar fianzas, pagar facturas, impuestos… Demasiado complicado para una principiante como yo.

Otro tema importante es el transporte, funciona muy bien, lo malo que, como casi todo en esta ciudad, es que es carísimo. Para minimizar, lo más rentable es comprarse una oyster card y los bonos diarios, semanales o mensuales. No hay que olvidar registrarla, ya que si la pierdes y la tienes registrada te traspasan el saldo a la nueva (no os pase como a mi). También existe la opción de utilizar la tarjeta bancaria, en caso de que sea una contacless, una pequeña explicación del funcionamiento:

En mi opinión, compensa la oyster card aunque estés de viaje. Con el transporte serás capaz de visitar muchas más cosas en menos tiempo y esta es una ciudad inmensa que parece que nunca se termina de conocer. Si vas a estar aquí menos de 5 días puede que te compense utilizar solo “top up” o lo que nosotros llamamos “prepago” y si es más tiempo o vas a utilizar mucho el transporte, lo mejor es una travelcard semanal.

La conclusión es, que merece la pena venirse a London, pero no es lo mismo venir de turismo que vivir aquí. Esta es una ciudad de paso, a la larga tiene que cansar y agobiar, tanta gente siempre en todas partes… Ahora entiendo los vídeos de los habitantes de Barcelona que se quejan que el turismo les está robando la ciudad. Así es aquí también, aunque los fines de semana sea el único día libre para hacer turismo, dejas de hacerlo solo por evitar muchedumbres. Como prueba irrefutable de mi argumento puedo aportar el dato de que no hay ingleses en Londres, la mayor parte de gente que me cruzo son españoles, italianos, latino-americanos o portugueses. Así que si quieres hablar inglés, Londres tiene muy buenas escuelas, pero es complicado que lo practiques en la calle.

Y aunque esta es la realidad, cada vez que paseo por las calles de Londres se me olvida, al fin y al cabo me queda tanto por descubrir que ¡yo también intentaré sobrevivir más tiempo aquí!

Londres bueno malo

One Comment

  1. Stephanie 21/11/2014 14:30 Responder

    Quero poder conhecer também 🙂

Agradezco mucho tu comentario!

A %d blogueros les gusta esto: