De Woody Allen, las flappers y Ourense

Flappers

Flapper es un anglicismo con el que se definió a las mujeres de los años 20, mujeres jóvenes, que representaban un nuevo estilo de vida. Lucían faldas cortas, pulseras y collares de cuentas, no llevaban corsé, su corte de pelo era el bob y escuchaban y bailaban jazz. Además les gustaba beber licores fuertes, fumaban y conducían a gran velocidad. Hacían casi todo lo que socialmente estaba mal visto, sobretodo en una mujer.

Al incorporarse al trabajo, las mujeres de esta década necesitaban ropa más cómoda, y fue una tan Coco Chanel la que puso de moda el diseño de los vestidos de las flappers. Al llegar la noche sus vestidos llevaban plumas, lentejuelas y pailletes. Cualquier cosa que tuviese glamour pero que les permitiese moverse con libertad.

Los sombreros, pamelas, casquetes, bandas, turbantes y todo tipo de complementos para el pelo también eran imprescindibles en esa época.

Flappers

Personalmente, es una estética que me encanta. Y agradezco a películas como “Midnight in Paris” y “El gran Gatsby” que la vuelvan a traer a nuestros tiempos. Ser flapper es ser sexi pero con personalidad, estas chicas no solo son un ícono sexual, si no que además saben divertirse y llevan una vida elegante y bohemia.

Siguiendo con mi opinión, y debido también a que Woody Allen es mi director de cine favorito, me quedo con “Midnight in Paris” que es una película mágica y sorprendente, si aun no la viste deberías hacerlo, no te decepcionará. Tiene todos los ingredientes necesarios: amor, comedia, París y una maravillosa y mágica historia. Además Marion Cotillard hace de flapper con una elegancia increíble.

Marion Cotillard, flapper

Después de ver esta película me quedé enamorada de esta estética y así empezaron a llegar a mi las casualidades.

Todos los años suelo regalarme un día para disfrutar por Ourense, una ciudad que esconde auténticas joyas.Elijo un día en el que me llame la atención algún concierto del Café & Pop Torgal y me voy con buena compañía a disfrutar de mi día ourensán. Ese año fue cuando fuimos a ver a Bigott por primera vez. Por casualidad encontré una pequeña tienda, que por mala suerte ya no existe, con ropa de diseñadores gallegos y me compré un vestido con esta estética, me hice con un maravilloso tocado, me pinté los labios de rojo y me ondulé el pelo. Fue genial, pero todavía no sabía que esa manera de vestirse se denominaba flapper.

Flapper

Casualidades de la vida poco tiempo después, abrió otra maravillosa tienda en Ourense y se llama así, Flapper, además de vender ropa y complementos preciosos, cerró el ciclo de mi historia. Cuando supe de esta tienda fue cuando busqué el significado de la palabra flapper y le puse nombre a esta tendencia.

Ahora que viene la temporada de BBC (bodas, bautizos y comuniones) este es mi consejo estético para triunfar en estos eventos, vuelta a la elegancia de los años 20.

¿Y vosotros? ¿Sois de los que creéis que cualquier tiempo pasado fue mejor?

One Comment

Agradezco mucho tu comentario!

A %d blogueros les gusta esto: